ADAPTACIÓN DE LA VIVIENDA

Hay que dedicar una atención especial a la adecuación del entorno tanto para beneficiar al enfermo como para hacer más fáciles los cuidados al familiar. Se tiene en cuenta el grado de la enfermedad y su evolución, no hay que retirar todo al principio, ya que si conseguimos mantener elementos de su entorno habitual podremos facilitar que la persona esté orientada.

 

Algunas adaptaciones a realizar a modo de ejemplo son: horarios, notas de aviso, reducir elementos distorsionadores, reordenar los artículos de la vida diaria, colocar elementos de apoyo o reducir riesgos.

NOTICIAS DESTACADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

afata